CARTAS DE SALVADOR DALÍ A FEDERICO GARCÍA LORCA

Feb 14th, 2013 | By | Category: Epistolarios

 

CARTAS EN LA NOCHE.- Federico Gª Lorca y Salvador Dalí

Cadaqués, Septiembre  de  1926

 

Querido Federico:
:
Figueras, finales de septiembre de 1927
Querido:
 
¿Te has reventado de una intoxicación alcohólica? Yo hago una vida de máxima virtud -no bebo nada- absoluta castidad; el vicio es completamente artístico. Todas las mañanas boxeo con los soldados y hacemos largas carreras de resistencia; el cansancio cuando por la noche te vas a la cama es algo exquisito. El hombre pequeño y ruin es distinto. No se nada de ti, escríbeme. ¿Que hacéis con la revista? Mis cuadrecitos puros y recién nacidos van a ser expuestos a los PUTREFACTOS de Barcelona.
Salvador Dalí.
PD.- Escribo en muchos sitios y pronto voy a empezar una colaboración DIARIA. Adiós. Eso me gusta. Estoy contento como siempre.
Figueras, octubre/noviembre, 1927
Federico:
He recibido los dos últimos números de Verso y prosa; es espantoso el marasmo putrefacto en que se mueve toda la promoción de Prados, Altolaguirre, etc. Qué arbitrariedad más espantosa; y en el fondo de sus pseudointelectualismos, qué roñoso sentimentalismo. Me dan pena tus cosas tan únicas y verdaderas confundidas entre todo esto. Pronto recibirás casi un libro de poemas míos; poéticamente soy el anti-Juan Ramón, que me parece evidentemente el jefe máximo de la putrefacción poética; es su putrefacción la peor de todas, ya que a su lado hasta el gran vulgar y puerco de Rubén Darío, por su malísimo gusto adquiere una cierta gracia sudamericana parecida a la arquitectura de Casa Colom en Cadaqués. La metáfora y la imagen han sido hasta hoy anecdóticas; tanto es así, que hasta las más puras e incontrolables pueden ser explicadas como un acertijo. En fin, ya te escribiré un largo ensayo sobre lo que pienso de la poesía.

Te abrazo
Dalí Salvador
PD.- Adiós, el poema de las cositas que te mandé, ¿qué te pareció? Juan Ramón no ha visto nunca nada, sólo percibe de las cosas emociones roñosas. Saluda a la Xirgu, Muñones, Porredones,etc. Recuerdos a los Calandres de goma, de los cafés y vístrulos. He releído Platero y yo, del que tenía buena idea; es un asco todo ese éxtasis emocional delante de las cosas que no ve, que no ve en absoluto.
CARTAS EN LA NOCHE.- Federico Gª Lorca y Salvador Dalí

 


Cadaqués. julio 1928

… Tú eres una borrasca cristiana y necesitas de mi paganismo. La última temporada en Madrid te entregaste a lo que no te debiste entregar nunca. Yo iré buscarte para hacerte una cura de mar. Será invierno y encenderemos lumbre. Las pobres bestias estarán ateridas. Tú te acordarás que eres inventor de cosas maravillosas y viviremos juntos con una maquina de retratar ….
Salvador Dalí.
Cadaqués, 27 de marzo, 1936
Querido Federiquito:
 
Qué lástima me ha dado que no nos hayas venido a ver en PARÍS, tan bien que lo hubiéramos pasado. Y tenemos que hacer cosas juntos otra vez. Yerma es una cosa llena de ideas oscurísimas y surrealistas. Pasamos dos meses en Port-Lligat para hacer una cura de análisis y objetividad, y comer todas estas cosas extravagantes que NADIE conoce y que son las habas estofadas de primera calidad, superfinas y lisas, que dan gusto de verlas y son los mismísimos misterios de Eleusis por lo que al condimento se refiere. Dime lo que haces y lo que piensas hacer. Estaremos siempre contentos de verte adelantar hacia nuestra casa. ¿Te acuerdas de aquella estructura estrambótica de carne y hueso (pero que parecía mentira) que se titulaba MAX Aub?
Gala te manda su afección y yo te abrazo.
Salvador Dalí.
 
Las cartas que Salvador Dalí le envío a Federico García Lorca desde 1925 hasta 1936 echan luz sobre la vida privada de los dos artistas y contienen claros indicios de sus búsquedas artísticas. Dalí trabó amistad con el poeta granadino en la Residencia de Estudiantes de Madrid, donde ambos compartían estudios y aventuras junto a un amigo en común: Luis Buñuel. Lorca era seis años mayor que Dalí, y se enamoró de él nada más verle. El carácter de ambos difería: el poeta era tímido, Dalí extrovertido. Entre otros puntos destacables de estas cartas se pueden mencionar los dibujos de Dalí preanunciando su talento; la opinión de Dalí respecto de sus contemporáneos y la mutua influencia que estos artistas se prodigaron. 


 Fuentes: 
Agustín Sánchez Vidal, Buñuel, Lorca, Dalí: el enigma sin fin, Planeta, 1988. Luis Buñuel, Mi úlimo suspiro, Nuevas Ediciones de Bolsillo, 2002. Ian Gibson, Lorca-Dalí: El amor que no pudo ser, Debolsillo, 2004
http://cartasenlanoche.blogspot.com.es/2012/03/cartas-de-salvador-dali-federico-garcia.html
 http://www.fiat.es/lifestyle/eventos/lorca-y-dali-juntos-en-madrid

One Comment to “CARTAS DE SALVADOR DALÍ A FEDERICO GARCÍA LORCA”

  1. Hector Casillas Fernandez dice:

    dali cartas a federico garcia lorca

Leave a Comment