EL LAMENTO DE MARCELA, POR APULEYO SOTO PAJARES

Mar 20th, 2015 | By | Category: Poetas

 

PASTORCILLA

 

Como homenaje a Cervantes en el cuatricentenario de la publicación de la II Parte del Quijote y como celebración del descubrimiento de sus huesos en la cripta de las Trinitarias de Madrid, monjas que le rescataron de la prisión de Argel, rescato aquí para ustedes EL LAMENTO DE MARCELA, muerta de amor, cuya prosa he tenido la osadía de transformar en verso. Y que el Manco de Lepanto me perdone.

 

Los que enterráis a Crisóstomo

en la aridez de estos riscos

y me miráis como a causa

de su amoroso suicidio,

oíd por cuántas razones

servida, yo no le sirvo,

amada, le rechacé

y envidiada no le envidio.

¿Podría otorgarle yo

lo que a Dios sólo es debido?

¿Aceptaría gustosa

su amor como un bebedizo?

¿Habría yo de romper

los llantos y los cilicios

con que adelgazo mi cuerpo

y purifico mi espíritu?

¿Creeis, de verdad, pastores,

que me llamáis basilisco,

que habría yo de rendirme

porque él me fuera rendido?

¡Oh, no, pues no hay semejanza

entre la bondad y el vicio

y no está obligada a amar

la que no busca marido.

Hízome el cielo bellísima

cual la nieve y cual los lirios.

¿Y por esa única causa

debiera entregarme, amigos?

En fin, pastores, decidme

y ya con esto termino:

¿Iba a dar gracia a Crisóstomo

recibiendo yo delito?

Libre y honesta en el campo

por los arroyos me miro,

me abanica la arboleda

y entre las aves me visto.

Estos son mis solos gustos.

Los ajenos no codicio.

¡Yo no dí muerte a Crisóstomo!

El se dio muerte a sí mismo.

Por Apuleyo Soto Pajares

3 Comments to “EL LAMENTO DE MARCELA, POR APULEYO SOTO PAJARES”

  1. APULEYO SOTO dice:

    Gracias, maestrísima Mayte, tan brava cada día. Todo tuyo.

  2. APULEYO SOTO dice:

    Gracias, Maestrísima Mayte, tan brava y luchadora por la educación día a día. Y aun estando jubilada como yo.

Leave a Comment