ES UN CRIMEN TALAR EL ALMENDRO FLORECIDO, POR MARÍA TERESA BRAVO

Oct 31st, 2012 | By | Category: Libros publicados, Quiénes somos, Reseñas

 

AUTORA

 María Teresa Bravo Bañón

Silva Ediciones 2010

PRÓLOGO Ernesto Kahan

ILUSTRACIONES  Alejandro  Gómez  García

 

 

 

PRÓLOGO

La poesía de María Teresa Bravo Bañón es intensamente femenina, bella y seductora y en este poemario se presenta con una serie estupenda de poemas. Al poco de iniciar su lectura me convencí que va a enriquecer la nueva poesía castellana.
Es una poeta que le canta a un amor, no siempre correspondido, pero ella sigue enamorada.

“Me derramo en versos,goteo luciérnagas y rezumo
plenilunios de verbo enamorado”

Su aproximación en este poemario es individual y relacionada con vivencias pasadas y secretas. Siempre como Sor Juana, busca la liberación y emancipación de la mujer y a pesar que «es un crimen talar el almendro florecido».

Y se murió de espanto
cuando amados violines
volvían a brotarle por sus venas

Y luego él —¿El almendro? ¿El amor…?— resucita:
no recordaba en qué momento
había perdido la música,

La muerte estaba en el silencio.
Toda su casa era silencio;
pero Dios está siempre detrás de los músicos
Su casa se llenó de música, de pétalos y de amor

Muchos de sus poemas ofrecen una protagonista segura en su interior, pero de tanto en tanto, la duda aflora y golpea:
¿En qué horizonte —para ti— me habré roto?
¿A qué cima asciende el verbo que no te he tatuado?
¿Dónde yacerán los epitafios de los versos
de amor que el silencio amordaza?

No es difícil encontrar en sus íntimas metáforas referencias a la responsabilidad social humana que sufre por la violencia y la guerra. La autora no cede y clama por esperanza —propia y con seguridad, ajena. Es como una confesión que se ha mezclado con el temor por el sufrir ante la sospecha del fracaso:

¡Os he encontrado en el espejo: Soy yo misma!
Vosotros me llenasteis de amor y de esperanza,
por eso siempre seré una mujer creyendo
en la bienaventuranza de los hombres.

Y nos alerta

oye el clamor y la súplica impotente
de los árboles bajo sierras homicidas “

Pero no confundamos tener esperanza con encontrar la felicidad, ya que inmediatamente nos recuerda que su corazón late triste desesperado.

Tiernos, los genios del pozo, le regalaron
la inocencia de la desmemoria […]

Escribe con un estilo moderno, tal el conocido por el gran poeta Octavio Paz. Es cuidado, intenso y lleno de metáforas que invitan al lector a deambular por su imaginación y por momentos por sus propios recuerdos nostálgicos. ¿Qué pensará cada lector ante los siguientes tres versos que son el final de uno de sus poemas?

Esta sed es de siglos.
Moriré en tu lenta caricia; mientras me sacias
con agua fresquísima de tus ríos interiores

Bravo Bañón se encierra en su soledad, en nuestra soledad, en la de la mujer y el hombre contemporáneo y se expresa como lo hizo Alfonsina Storni con sus lamentos enamorados y un fuego interior que consume.
En su lamento muchas veces está el mar y las playas de su casa en España y en las de Penélope cortejada:

Ya no tengo la paciencia de esperarte
a que llegues a mis Playas de Poniente
como pleamar en la próxima luna.
Me consume la sal

Este poemario nos permite hacer un viaje por la mente de la autora, que nos hace visitar el amor de la mujer actual, independiente y responsable, y nos introduce en su más profunda intimidad.
Felicito a María Teresa Bravo Bañón por este libro que las mujeres de toda edad leerán con lágrimas y los hombres con indagación psicológica y enorme interés.
Lo recomiendo.
Ernesto Kahan

 

ES UN CRIMEN TALAR EL ALMENDRO FLORECIDO

 

Y se murió de espanto

cuando amados violines

volvían a brotarle por sus venas.

A la memoria retornaban :

que ya no había remedio; ni placebo

¡Para vivir hay que vivir en carne viva¡.

Huracán fueron sobre su cuerpo,

desabrochada la conciencia ,

desnuda la expusieron.

– sin un jirón de piel con qué cubrirse –

Ni del corazón quedó rincón

que no le fuera sacudido .

 

Y tembló por los relojes a galope.

Y tembló por su sangre florecida.

Y tembló por la tala de sus ramas.

 

 

 

LA PLEAMAR DE LA PRÓXIMA LUNA

 

Ya no tengo la paciencia de esperarte

a que llegues a mis Playas de Poniente

como pleamar en la próxima luna.

Me consume la sal.

Aquí sólo quedan calcinadas vértebras

de varadas ballenas y violáceas cabelleras de medusas.

Rodearé tu cuello en el cabotaje corto de mis brazos,

mis muslos serán enredaderas de espuma

resbalando por tus acantilados del deseo.

Seré el eterno gemido de los guijarros

cuando el mar retrocede y se adentra de nuevo.

Flujo y reflujo

-oscilación perversa-

armonía de Universo conjugado.

Atolones de lumbre tatuarán tu espalda

por entre las yemas de mis dedos.

Seré el maremoto:

 de  a donde quieras conducirme .

Esta sed es de siglos .

Moriré en tu lenta caricia; mientras me sacias

con agua fresquísma de tus ríos interiores

 

 

 

POEMA AL DONCEL DE LAS PESTAÑAS

DE VENCEJOS

 

 

 

¡Oh, mi doncel de las pestañas de vencejos!

¡Qué turbación provocas si a una flor te arrimas!

Te bendice la anémona y el filial acanto

a tu paso las adelfas inician regios protocolos,

Provocas lujuria en las pobres azucenas

que fueron consagradas para altares virginales.

El lirio queda sonrojado por su expiación

en túnica nazarena no escogida .

Los cerezos danzan en tu presencia,

agitando sus ramas para alfombrarte de flores.

Yo soy tu flor de la pasión,

arráncame de mí para tu pecho,

embriágate de las lágrimas fragantes

que por ti yo he derramado

y después de haber sido

-en solapa audaz y mundana-

tu divisa vencedora

prénsame entre tus libros,

que sean tus versos de amor mi tumba.

 

QUIERO SER LA LUZ

   Quiero ser la luz

que se desmaya en las niñas de tus ojos,

gota de miel en los panales de tus labios.

Aspirar a ser tu fuente confiada,

el fresquísimo venero saciador

de las salinas de tu lengua;

rosal agreste de tus montes,

corazón de lirio vulnerado

por una mariposa blanca …

Que allá donde de mí

tus labios se posen

siempre salgas renacido .

 

 

 

CÁNTICO DE LA CIGARRA DE ESTE BOSQUE

 

 

¿Alguna vez fui cigarra del coro de este bosque?

¿Espejeos del sol jugando a claroscuros en los juncos del río?

¿Paloma torcaz o pez vigilante del vuelo del martín pescador?

¿Alguna vez fui el esplendor del rayo y del trueno su amenaza?

¿Fueron mis labios un largo vuelo rojas libélulas?

¿Quizás un rastro de luciérnagas revelando los caminos de la luz?

¿O fui una estrella que se desmayó

para ser un deseo ante tus ojos ?.

 

JUNTO AL VALLE DE LAS ORTIGAS BLANCAS

Del pozo de tus noches oscuras

te rescaté con los dogales

de mi amor paciente.

Fui pescadora de tus perlas

buceando a pulmón libre

en el más profundo de los piélagos .

Junto al valle de las Ortigas Blancas,

en denso cenagal crecía el puro lirio

-Aquél que Salomón codició por vestidura-

Como a mar abierto de naufrago me arrojé,

por el negro cieno de cañas en flor,

sólo por ir a buscarte, amor mío.

PROGRAMA DE LA PRESENTACIÓN DEL LIBRO
 

1 PENTAGRAMAS DE LA RESURRECIÓN 

Voz Pep Lozano. Música Muntsa Piano 
( Preludi de Bach )

EXTRATERRESTRES 

Sergio , Armónica de Manuel

3 MI MAGO 

Esther Maeso , Muntsa Roca Flauta

TORTOLILLA 

Rebeca Gómez, Muntsa Roca

5 LA PLEAMAR DE LA PRÓXIMA LUNA 

Meritxell Bargalló, Muntsa Roca, flauta

6 QUIETUD, ESTÍO

Meritxell Bargalló, Muntsa Roca, flauta 

7 LUZ DE LEVANTE

Anna Ribé 

Cecilio Tieles, Piano

8 AHORA TE ESCRIBO SOBRE LAS HOJAS SECAS 

Esther Maeso, Cecilio Tieles

9 MI CASA SOSEGADA 

Rebeca Gómez, Cecilio Tieles

10 JUNTO AL VALLE DE LAS ORTIGAS BLANCAS 

Autora y Cecilio Tieles

11 EL ABRAZO

Autora y Cecilio Tieles

12 EL ADIÓS

Pep Lozano, Armónica de Manuel

 
  

 

 

                                      

Fotos de la presentación en Marzo de 2010

One Comment to “ES UN CRIMEN TALAR EL ALMENDRO FLORECIDO, POR MARÍA TERESA BRAVO”

  1. victoria lopz dice:

    Son poemas que no se pueden olvidar, de esos que dejamos sobre la mesa de luz para delitarnos de nuevo. Pero el “Cántico de la cigarra de este bosque” me mató de emoción. ¿Como puedo conseguir el Libro?

Leave a Comment