YOM HA’SHOAH, 27 DE ENERO, DÍA INTERNACIONAL DEL HOLOCAUSTO

Ene 28th, 2015 | By | Category: Efeméridas del dia, Poetas

holocaust0

Yom ha’shoah – Día Internacional del Holocausto – 27 de Enero

¡Silencio..! Todo está vacío,

mi mirada al interior también…

Hoy estoy en silencio

me resisto a hablar.

 

Recuerdo, 1940,

conflictos, mapas y estrategia.

Europa en guerra

sus soldados en pelea.

Judíos,

exterminio y agonía,

número, crematorio

médicos germanos “El plan”

 

Holocausto – SHOÁ:

Crimen y dolor,

cada segundo en pugna,

no entrar a la máquina de gas…

Hoy es un día en Enero,

neo mundo, neo Europa,

neo antisemitismo,

neo odio irracional.

 

Mis pensamientos se estrellan

contra una pared imaginaria

y se vuelven hacia mí sin preguntar.

Sigo en silencio…

 

Sin lágrimas y casi sin mirar…

Secos los ojos y en silencio…

¡Seis millones asesinados y …

sobrevivientes que no pueden llorar..!

Secos los ojos

mirando al vacío…

Y yo en silencio para no hablar.

Hoy es un día en Enero.

Ernesto Kahan

De Kahan E and T Yuriko; Genocidio, p.40 Ed Nihon Tosho Center,Tokio 2006

HOLOCAUSTO

 

Silencio y dolor

casi inhumano

ya no hay amor

es perverso, vano.

 

Es el hombre el mayor

depredador insano

confunde valor

degradando lo humano

 

Las voces del horror

se pegan a tus manos

diciendo aquí estoy

 

no olvides hermano

no eres ejecutor

ni custodias el arcano.

 

Elías D. Galati

 

 

AL CRISTO DE AUSHWITZ

(Encontrado en los muros del terrible barracón II)

cristo de auschwitz

“ Apaga mis ojos y aún podré verte,

cierra mis oídos y podré oírte

y aún sin pies podré llegar hasta ti

y aún si boca, conjurarte “

Rainer María Rilke

Ante ti me inclino

para suplicar por la cordura de los hombres ,

¿Ante qué imagen podré postrarme

de un Dios tan parte mía

sino es ante el Cristo de los ultrajados ?

El grabado por la mano de un hombre ,

lacerado cómo tú y escarnecido .

Hombre que arañó en el muro de su celda

tu dilatado sufrimiento redentor

sirviéndole su propio cuerpo de modelo :

Sienes coronadas de púas ,

pies y manos taladradas al árbol de la vida .

Boca tumefacta susurrando apenas

“Eli, eli , lená sabaktani…”

“ ¡Dios mío, Dios mío ¿por qué me has abandonado?.

Ante ti , Cristo de Auswistz,

¡ Qué ínfimas mis cotidianas zozobras ¡

¡Qué nimiedad mis pesadumbres ¡

¡Qué átomo soy , partícula , hebra o eslabón

brizna -simplemente – del humano dolor vivificante

que a los hombre hermana .

 MARÍA TERESA BRAVO

 

Leave a Comment